Solitario

Juego de cartas clásico

de Appgeneration Software

Escucha Radio Online
Radio Image Song
play
volume
Radio images
Radio images
Radio images
Powered by mytuner logo

Solitario Canfield

Solitario Canfield es un juego de cartas clásico popularizado en el siglo XX en los Estados Unidos por Richard A. Canfield, propietario de un casino. Sin embargo, este juego de Solitario ya gozaba de bastante popularidad en todo el mundo antes de su auge en los EE. UU. y todavía se lo conoce comúnmente por su nombre original: Demon Solitaire o Solitario Demonio en español.

Este siniestro nombre se explica por sí mismo una vez que los jugadores prueban un desafío. Es uno de los juegos de Solitario más difíciles. Los números indican que solo el 71 % de los retos tienen solución en el modo de tres cartas y que los jugadores expertos suelen ganar solo un promedio de 35% de estos, siendo que este valor se ve reducido significativamente para los jugadores ocasionales.

Solitario Canfield: el tablero

El Solitario Canfield utiliza una baraja estándar de 52 cartas. El tablero está dividido en cuatro áreas: las 4 fundaciones, la pila de reserva, el mazo de reserva y el área de juego.

Para formar la pila de reserva, se reparten 13 cartas boca abajo para formar una columna a la izquierda del jugador. Solo la última carta más cercana al jugador está boca arriba. 

La siguiente carta de la baraja se coloca en las fundaciones, boca arriba. Como en la mayoría de los juegos de cartas de Solitario, el objetivo en este juego es construir las fundaciones por palo, en orden ascendente. Sin embargo, la carta que se quita de la baraja y se coloca ahí será la que servirá como base para todas. Por ejemplo, si la carta es un 7, todas las fundaciones también deben comenzar con el 7 y la siguiente carta sería un 8. Los Ases se superponen a los Reyes y la secuencia continúa en orden ascendente.

A continuación, se reparten 4 cartas boca abajo debajo de los espacios de las fundaciones para formar el área de juego. Las cartas restantes se agrupan en el mazo de reserva, que debe permanecer boca abajo.

Cómo jugar a Solitario Canfield

Solo se pueden jugar las cartas en el área de juego. Aquí, los jugadores pueden moverlas para crear secuencias descendentes, en colores alternos. Una carta solo se puede colocar encima de una libre (sin otras que la cubran). Al igual que en el Solitario Klondike, también es posible mover secuencias parciales. Por ejemplo, una secuencia de 7-6-5 se puede mover para cubrir un 8 en otra columna.

La carta que se encuentra boca arriba en la pila de reserva no se puede jugar a menos que se envíe directamente a las fundaciones o se mueva al área de juego. En este juego de Solitario Canfield online, esta carta se enviará automáticamente a un espacio vacío en el área de juego. Los jugadores también pueden construir secuencias en esta área para intentar incluir a la carta en la reserva. Por ejemplo, si la carta es un 4, pueden moverla al área de juego cuando un 5 esté libre.

Una vez que la carta boca arriba se retira de la reserva, se dará la vuelta a la siguiente en la columna. Cuando la pila de reserva termine, se puede colocar cualquier carta en un espacio vacío en el área de juego.

En el mazo de reserva, los jugadores pueden encontrar cartas útiles para construir las fundaciones o secuencias en el área de juego. Hay dos modos de juego disponibles. En el más fácil, se gira una carta a la vez. En el más difícil, se gira tres cartas.

Consejos y estrategias para ganar en Solitario Canfield

Crea espacios vacíos

Los espacios vacíos son la forma más fácil de mover las cartas desde la reserva al área de juego, ya que no dependes de las secuencias ni de las cartas disponibles en el mazo para construir dichas secuencias.

Lo mejor de todo es que una vez que terminas esta pila, puedes mover cualquier carta a un espacio vacío, lo que te da más libertad para crear secuencias o alcanzar las cartas que necesitas con más facilidad.

Equilibra las fundaciones

Es importante que no intentes construir las fundaciones una por una, aunque ese sea tu primer impulso.

Las secuencias en el área del juego deben construirse en colores alternos. Si completas una fundación roja antes que todas las demás, por ejemplo, es posible que te falten las cartas necesarias para mover las negras en las secuencias y se vuelva imposible alcanzar o desbloquear las que necesitas para progresar en el juego.

Prioriza la pila de reserva y no el mazo

Independientemente del modo de juego que elijas, no hay límite para utilizar el mazo de reserva. Una vez que alcances su fin, puedes darle la vuelta y volver a utilizarlo desde el principio.

Las cartas en la pila de reserva, sin embargo, son más difíciles de alcanzar ya que solo se pueden jugar una vez que están en el área de juego. Además, están boca abajo y solo se pueden girar una a la vez.

Últimos artículos, consejos y curiosidades