Solitario

Juego de cartas clásico

de Appgeneration Software

Escucha Radio Online
Radio Image Song
play
volume
Radio images
Radio images
Radio images
Powered by mytuner logo

Solitario Yukon

El Solitario Yukon es un juego de cartas inspirado en el tradicional Solitario Klondike, pero con importantes diferencias. El objetivo es el mismo en ambos casos: los jugadores deben construir las fundaciones en orden ascendente. Del mismo modo, las cartas del tablero solo se pueden mover por encima de otras con un valor más alto y en colores alternos. Sin embargo, aquí es donde terminan las similitudes.

En un juego de Yukon, hay reglas muy específicas e inusuales para mover las cartas por el tablero. La disposición de la mesa en sí también es diferente a la de Klondike, ya que todas las cartas están colocadas en las columnas y no hay pila reserva. Esto significa que, hasta cierto punto, el Solitario Yukon puede ser un juego más desafiante porque una vez que los jugadores se atascan y no pueden encontrar ningún movimiento disponible, pierden el juego.

Solitario Yukon - El tablero

Solitario Yukon

El Solitario Yukon usa una baraja estándar de 52 cartas. Todas las cartas se colocan en el tablero, formando 7 columnas o pilas.

La primera columna de la izquierda tiene una carta. La segunda tiene 5 cartas y luego se incrementa una por columna: la 3ª columna tiene 6 cartas, la 4ª tiene 7 cartas y así sucesivamente. La última columna de la derecha debe tener 11 cartas en total.

Las cinco cartas de cada columna más cercanas al jugador están boca arriba, mientras que las más alejadas están boca abajo. La excepción es la primera columna que solo tiene una carta boca arriba.

En la parte superior del tablero están las fundaciones donde los jugadores deben organizar las cartas por palo, comenzando con el as y terminando con el rey. No hay pila de reserva.

Cómo jugar

El objetivo en este juego es construir las cuatro fundaciones por palo, comenzando con el as y terminando con el rey. Las cartas deben ser trasladadas en orden para las fundaciones.

Solo puedes enviar una carta a las fundaciones cuando no hay otra por encima. Del mismo modo, solo puedes dar la vuelta a una carta boca abajo cuando el camino hacia ella esté libre. Esto significa que hay que mover las cartas en el tablero para alcanzar las que necesitas.

Al igual que con Klondike, solo puedes colocar una carta encima de otra de mayor valor y de diferente color. Por ejemplo, puedes poner un 2 rojo encima de un 3 negro. Pero aquí es donde terminan las similitudes. Mientras que en Klondike solo puedes mover secuencias o cartas que estén libres, en el Solitario Yukon puedes trasladar libremente columnas completas o parciales siempre que las coloques encima de una carta libre.

Por ejemplo, si tienes una columna con un 6 negro bloqueado por varias otras cartas y un 7 rojo sin ninguna carta encima, puedes aún así mover el 6 al 7. Las cartas que bloquean el 6 lo acompañarán y también serán transferidas.

Dado que las cartas solo se pueden mover a una con un rango más alto, los reyes no pueden superar ninguna otra carta. Solo se pueden transferir a una columna / espacio vacío en el tablero. Ninguna otra carta puede llenar estos espacios.

Los jugadores ganan el juego si construyen con éxito todos las fundaciones y perderán si no logran despejar el tablero y no hay más movimientos disponibles.

Estrategias y consejos para ganar en el Solitario Yukon

No liberes las columnas si no hay reyes disponibles

Los reyes son las únicas cartas que pueden llenar un espacio vacío en el tablero. A diferencia de otros juegos de solitario en los que los espacios vacíos son una ventaja, en el Solitario Yukon debes pensar de forma más estratégica sobre ellos.

Si no tienes un rey disponible para llenarlo de inmediato, obtener un espacio desocupado solo significa que tendrás menos opciones para mover las cartas. Recuerda que solo puedes trasladar las cartas para ponerlas encima de las que estén libres. Por lo tanto, empiezas el juego siempre con 7 movimientos posibles. Sin embargo, por cada columna que liberas y no utilizas, reduces la cantidad de movimientos posibles que puedes realizar.

Elimina los ases lo antes posible

Los ases son lo opuesto a los reyes, ya que pueden superar un 2, pero ninguna otra carta puede superarlos. Tenerlos en el tablero no solo es inútil, sino que también complican la traslación de otras cartas. 

Además, los ases son la base de las fundaciones. Son la primera carta que debes enviar allí para empezar a construir las secuencias necesarias. Cuanto más rápido los quites del camino, más fácil será progresar en el juego.

Concéntrate en descubrir las cartas boca abajo

Tener todas las cartas boca arriba aumenta enormemente tus posibilidades de ganar. Una vez que tengas el tablero completamente revelado, será mucho más fácil y sencillo comenzar a construir secuencias para alcanzar las cartas que necesitas para las fundaciones.

Cuando busques posibles movimientos, nunca pierdas de vista la carta superior que bloquea una boca abajo.

Planifica tus movimientos

Para cada carta, solo hay dos que las pueden superar. Por ejemplo, un 7 rojo solo puede ser cubierto por los dos 6 negros de la baraja.
Imagina que un siete rojo queda libre y tienes dos 6 negros disponibles. En lugar de mover uno al azar, piensa detenidamente en las oportunidades que cada uno abrirá. 

Por ejemplo, si uno de los 6 libera un espacio en el tablero pero no tienes un rey para llenarlo, no tiene sentido moverlo. Sería mejor dejarlo allí para evitar abarrotar las columnas restantes.

Saca provecho de las funciones online

Jugar al Solitario Yukon online tiene muchas ventajas, empezando por el hecho de que no necesitas encontrar un espacio físico para jugar y perder tiempo preparando el tablero para cada nuevo juego.

Otra ventaja de los juegos de Solitario Yukon en línea es que puedes usar cómodamente una estrategia de prueba y error. En caso de duda sobre qué ruta seguir, puedes probar una y luego simplemente deshacer los movimientos para probar las otras. Luego solo tienes que elegir la más provechosa. 

Si bien se podría argumentar que esto también es posible jugando con cartas físicas, sin duda es más complicado seguir moviendo las cartas de un lado a otro, sin mencionar que es difícil recordar el camino que recorriste para inverter el juego si es necesario.

Últimos artículos, consejos y curiosidades