Los 5 tipos de juegos de Solitario más populares

tipos de juegos de Solitario

El nombre Solitario es muchas veces utilizado de forma equivocada para denominar una variante específica llamada de Klondike. En realidad, existen varios tipos de juegos de Solitario. Klondike es solamente el más popular y conocido, lo que explica este equívoco.
 
Los tipos de juegos de Solitario más populares comparten muchas similitudes, sobre todo porque están pensados para un solo jugador (por eso el nombre Solitario). Sin embargo, las pequeñas diferencias que existen entre ellos los convierten en únicos.

1. Klondike

Klondike es la versión más popular de Solitario. De hecho, su puesto está tan enraizado que los dos nombres se utilizan indistintamente para hablar de este juego.
 
Su origen no es claro, pero se cree que apareció por primera vez en el siglo XIX, en Klondike, Canadá, y que por eso lleva este nombre.
 
Su popularidad sin precedentes está directamente relacionada con su inclusión en el software Windows 3.0, lanzado por Microsoft en 1990.

El juego

Klondike utiliza una baraja de 52 cartas. El objetivo es organizar todas las cartas según su palo y en orden ascendente, del As al Rey, en las fundaciones (cuatro espacios que se encuentran vacíos en el tablero).
 
Las cartas están posicionadas en 7 pilas, boca abajo. Solo la última carta de cada pila está girada bocarriba al inicio del juego. Para acceder a las cartas ocultas y girarlas, los jugadores deben construir secuencias y moverlas entre las pilas. Estas secuencias deben ser descendientes (del Rey al As) y en colores alternados. Los espacios vacíos en el tablero solo pueden ser ocupados por un Rey.
 
Las cartas que no están dispuestas en las pilas son agrupadas en un mazo de reserva. El jugador puede recurrir a este mazo para ayudarle a crear las secuencias en las fundaciones y en el tablero.

2. Spider

Puede que el Klondike sea el rey en popularidad general, pero entre los tipos de juegos de Solitario que utilizan dos mazos, el Spider que se lleva el primer puesto.
Tiene este nombre porque hay que construir y completar 8 fundaciones para ganar el juego, el mismo número de piernas que una araña (Spider en inglés) suele tener.
 
Se estima que la probabilidad de vencer un juego de Solitario Spider es de 1 en cada 3 juegos.

El juego

El Solitario Spider utiliza dos mazos de 52 cartas. Dependiendo del nivel de dificultad elegido, puede ser jugado con un palo o más. La disposición del tablero es similar al del Klondike, con pilas, un mazo de reserva y fundaciones. Sin embargo, todas las cartas están boca arriba y solo se pueden transferir secuencias completas hacia las fundaciones.
 
El objetivo es, por eso, construir secuencias en el tablero (del Rey al As), moviendo las cartas entre las pilas. El juego se vuelve considerablemente más difícil cuando se utiliza más que un palo.
 
Pulsar sobre el mazo de reserva añade una carta a todas las pilas. No se puede utilizar el mazo si hay espacios libres en el tablero.

3. FreeCell

Entre los tipos de juegos de Solitario, el FreeCell es el más similar a la versión tradicional del Klondike. De hecho, está considerado como una versión más estratégica de este.
 
Sin embargo, es también uno de los juegos de Solitario mayor probabilidad de resolución. Se estima que aproximadamente un 99% de los juegos de FreeCell tiene solución, pero toca al jugador encontrarla.

El juego

La mesa de juego en el FreeCell es parecida a la del Klondike. También utiliza solamente un mazo y las cartas están dispuestas en 7 pilas en el tablero. Sin embargo, en este juego, todas las cartas están posicionadas en las pilas y no hay mazo de reserva. Asimismo, todas están boca arriba y visibles. El objetivo sigue siendo construir secuencias ascendentes, por palo, en las fundaciones.
 
Las secuencias en las pilas se construyen tal como en el Klondike: en orden descendente, del Rey al As, y en colores alternados.
 
La principal diferencia entre los dos juegos está, no obstante, en la presencia de 4 espacios vacíos en el tablero, las 4 celdas que dan el nombre a este juego. El jugador puede transferir cartas hacia estas celdas para liberar otras en las pilas. Estas cartas quedan de reserva y solo pueden volver al juego para crear secuencias en las pilas o en las fundaciones. Cuando los 4 espacios están ocupados, no es posible transferir más cartas para estas celdas o cambiarlas por otras.

4. Tripeaks o Tres Picos

En este juego, las cartas están dispuestas en la forma de tres pirámides en el tablero. Su nombre resulta de esta disposición por los tres picos de las pirámides.
 
Fue inventado en 1989 por Robert Hogue. El mismo hizo desde luego un análisis estadístico de su creación y determinó que más del 90% de los juegos de Tripeaks son ganables.
 
El juego se volvió más popular mundialmente después de su inclusión en el conjunto de juegos de Solitario que Microsoft ofrece en los ordenadores que llevan su software.

El juego

Este juego utiliza un mazo de 52 cartas. Las cartas están dispuestas en el tablero, en pirámides de cuatro niveles. Las cuatro cartas en la base de cada pirámide están boca arriba, mientras que las demás se encuentran boca abajo. Las que no se encuentran dispuestas en las pirámides, están agrupadas en un mazo de reserva.
 
El objetivo del juego es remover todas las cartas del tablero. Para eso, el jugador debe deconstruir las pirámides al formar secuencias de cartas con 1 solo valor más alto o bajo que la anterior. Por ejemplo, una carta con el 4 puede crear una secuencia con el 3 o el 5.
 
La última carta removida de la pirámide queda en el tablero como la base para la secuencia siguiente. Cuando no hay más movimientos disponibles, el jugador puede descartar la carta de base y sustituirla por otra del mazo de reserva.

5. Pirámide

El Pirámide recibe este nombre por la disposición de las cartas en el tablero, en una pirámide única. Es uno de los tipos de juegos de Solitario más sencillos, tanto por sus reglas como por la disposición de su tablero, pero también uno de los más difíciles de ganar.
 
Alcanzar la victoria depende no solo de los diferentes posicionamientos posibles para cada carta, como también del tipo de estrategia utilizada por el jugador. Cuando es aplicada la regla que determina que el jugador solo puede girar todo el mazo de reserva una vez, la probabilidad de vencer el juego es de 1 en 50.

El juego

El Solitario Pirámide es un juego de emparejamiento. En el tablero, se disponen 28 cartas, bocarriba, en la forma de una pirámide. Solo se pueden jugar las cartas superiores, que no tienen otras superpuestas.
 
Para deconstruir la pirámide, el jugador debe sumar dos cartas para que su valor conjunto sea igual a 13 (p. ej. 8+5=13). En un juego tradicional con un mazo de 52 cartas, el Rey vale 13 y puede ser removido sin un par. La dama vale 12 y el valet vale 11.
 
Solo se puede remover una carta a la vez del mazo de reserva para intentar encontrar un par para las cartas en la pirámide. La dificultad del juego depende del número de veces que es permitido utilizar este mazo.

Otros tipos de juegos de Solitario populares

Hay un número increíble de tipos de juegos de Solitario, sin contar con las variaciones que existen dentro de cada uno. Los cinco listados antes se destacan claramente como los más jugados y buscados, pero muchos otros empiezan a coger el interés de los jugadores.

Baker’s Dozen (La docena del panadero)

Este juego utiliza un mazo de 52 cartas, todas dispuestas en 13 pilas, bocarriba. Los reyes están dispuestos en la base de las pilas, para dificultar su acceso.
 
El objetivo es construir las fundaciones por palo, en orden ascendente, del As al Rey. Solo se puede mover la carta superior de cada pila. No es posible transferir secuencias entre estas. El color del palo es irrelevante en las secuencias en el tablero.

40 Ladrones

Este juego de Solitario utiliza 2 mazos de 52 cartas. Las cartas están dispuestas en 10 pilas con cuatro cartas (los cuarenta ladrones que se encuentran entre el jugador y la victoria). Todas las cartas están boca arriba.
 
El objetivo del juego es construir 8 fundaciones, una por palo, en orden ascendente. El jugador solo puede mover una carta a la vez. No está permitido mover secuencias entre las pilas. Cualquier carta puede ocupar un espacio vacío en el tablero.
 
Solo es posible girar todo el mazo de reserva una vez.

Yukon

En el Solitario Yukon, un mazo de 52 cartas está dividido en 7 pilas en el tablero. Todas las cartas están boca arriba, con excepción de las de la base de las pilas. A cada pila, de la izquierda hacia la derecha, se incrementa una carta bocabajo. No hay mazo de reserva.
 
El objetivo es construir las fundaciones por palo, empezando con el As y terminando con el Rey. Las secuencias en las pilas se forman tal como el juego Klondike: en orden descendente y en colores alternados. Sin embargo, se puede mover libremente las cartas, sin que estas estén en una secuencia. Para ganar el juego, el jugador debe intentar moverlas y crear las secuencias necesarias para acceder a las que necesita en las fundaciones.

Conclusión

La inclusión de diferentes tipos de juegos de Solitario en el software Windows de Microsoft ha contribuido para el aumento de la popularidad de estos juegos de cartas. Klondike sigue como el rey supremo, pero FreeCell y Spider empiezan a retar su reinado.
 
A medida que más jugadores se adentran en el mundo del Solitario, otros juegos menos conocidos empiezan a surgir como alternativa a los actuales tres grandes. Esta es justamente una de las plusvalías de estos juegos de cartas. Entre tantos tipos, todos logran encontrar el desafío que más se adecua a sus gustos y capacidades.

Volver

Solitario

Juego de cartas clásico

de Appgeneration Software